Pfizer espera probar vacunas en Estados Unidos la próxima semana, si hay éxito podrían estar en septiembre

El gigante farmacéutico Pfizer dijo que comenzará a probar su vacuna contra el coronavirus en los Estados Unidos la próxima semana. El diario estaounidense The Wall Street Journal detalla que con las pruebas ya iniciadas en Alemania, la compañía predice que podría producir un medicamento viable para uso de emergencia para septiembre de este mismo año.

La investigación sobre un medicamento preventivo COVID-19, que muchos expertos predijeron originalmente que duraría bien hasta el próximo año, se ha acelerado, sobre todo cuando en las últimas semanas cuando los investigadores de Oxford hicieron afirmaciones similares a Pfizer.

Pfizer, que está trabajando junto a BioNTech SE en el proyecto, ya había comenzado sus pruebas en Alemania. Ahora están a la espera de la aprobación oficial del gobierno de los Estados Unidos, lo que podría significar que comenzarán vacunaciones de prueba en voluntarios humanos a partir de la semana que viene.

La vacuna está basada en la tecnología del ARN mensajero, que lleva instrucciones de ADN para que las células del cuerpo humano generen ciertas proteínas.

Muchos científicos que trabajan en tema de vacunas han advertido que el período mínimo para desarrollar una vacuna tarda como mínimo 18 meses, o tal vez 12 meses en el mejor de los casos. El tiempo promedio entre la primera fase de test y su llegada al mercado es de casi 11 años, con una tasa de éxito del 6 por ciento.

Pfizer indicó que podría distribuir las vacunas de emergencia en el otoño (septiembre en el hemisferio norte) y, de recibir aprobación, distribuirla de manera masiva para fin de año. Para lograr este objetivo, indicó que ha invertido 650 millones de dólares entre investigaciones y ampliación de capacidad de manufactura en caso de recibir autorización para producirla en grandes cantidades.

También Johnson & Johnson espera hacer pruebas de vacunas en humanos para septiembre y la firma de biotecnología Moderna anunció que está entrando en la segunda fase de la pruebas de su vacuna en humanos. Actualmente no existe un tratamiento para COVID-19.

Esta misma semana, el Instituto Jenner de la Universidad de Oxford, que ya comenzó pruebas de vacunas en unos 800 humanos, confían que en el escenario más optimista y con aprobaciones de emergencia, podrían tener las primeras millones de dosis en septiembre. 

Con informaciòn de AFP, El Universo
Compartir

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*