Pese a que los números en materia económica no son favorables para Costa Rica, el pequeño país centroamericano se convierte en el miembro número 38 de la OCDE

Paises Miembro OCDE/WIKIPEDIA
Por: Andrés Ramírez Prado

Bajo la mirada incrédula de los expertos, Costa Rica ingresó desde el día de hoy viernes 15 de mayo a la OCDE, el organismo es más conocido como «club de los países ricos».

Los embajadores de los países de la OCDE invitaron este viernes por unanimidad a Costa Rica a convertirse en el miembro número 38 del organismo, lo que se formalizará una vez que haya ratificado los mecanismos de adhesión.

Cabe destacar que, en la OCDE, los representantes de los países miembros se reúnen para intercambiar información y armonizar políticas con el objetivo de maximizar su crecimiento económico y colaborar a su desarrollo y al de los países no miembros. ¿Cuál va a ser el aporte de Costa Rica?

Si bien es cierto con la inclusión de Costa Rica en tan selecto grupo, no se puede disimular la histórica tasa de desempleo, el PIB y sus vergonzosos números, queda una gran incógnita y el surgimiento de una serie de preguntas, hasta el momento sin respuesta.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) indicó en un comunicado que esta invitación es consecuencia de la culminación con éxito de los exámenes técnicos en profundidad que han llevado a cabo 22 de sus comités.

Es importante mencionar que el costo anual de pertenecer a la organización ronda los ¢1.789 millones.

El acuerdo de adhesión lo firmarán en los próximos días el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado Quesada y Gurría, pero en este caso, a causa de la epidemia del coronavirus, ese acto lo harán a distancia.

Lo cierto del caso es que existe un crecimiento constante en el desempleo en esta administración y, esto contrasta con lo que señaló don Carlos Alvarado en campaña, cuando dijo, “Yo no prometo empleos, prometo una reducción significativa de desempleo, ante esto es imperativo recordar que, la coherencia entre lo que se dice y lo que se hace es el activo más potente de cualquier persona, y más de un político.

En declaraciones exclusivas para este medio pudimos recabar la impresión de dos reconocidas figuras políticas.

Su opinión a continuación:

No podemos perder de vista que la OCDE indirectamente ha evitado la fuga de inversiones de los países ricos hacia el tercer mundo. De hecho, a cambio de ser parte, se les exige a los países miembros incrementar severamente las regulaciones hacia la inversión extranjera, pues es un organismo fuertemente fiscalizador. El precio que Costa Rica ha pagado para ser miembro de la OCDE, ha sido un incremento objetivo de las regulaciones. Habrá que esperar los beneficios, a cambio de esos procedimientos regulatorios que hemos asumido para ser miembros.

Dr. Fernando Zamora Castellanos (Dr. en derecho constitucional)

Nadie duda de que se requieren mejores estándares de calidad y eficiencia en nuestra economía y, por ello, hemos apoyado el ingreso de Costa Rica a la OCDE.

Pero este no es el mejor momento. La economía nacional se está derrumbado en forma acelerada. El cálculo más realista, el de la UCR, calcula que podría ser hasta de un 5.5 por ciento del PIB. Eso es una auténtica catástrofe económica y social.

Además, el gobierno del PAC la única alternativa que está planteando es «deuda…deuda… y más deuda» y en dólares, con los organismos internacionales.

Dejaron de hablar y no tienen ninguna propuesta en Reforma del Estado. Tampoco están haciendo el estricto control del gasto público que se necesita, ni mucho menos una reducción de impuestos, ni bajar el IVA al 10 por ciento.

¿De qué reactivación, entonces, estamos hablando?

 Lo que están dejando como herencia es una enorme jarana en dólares, para que la pague el Gobierno que vendrá después, a partir de mayo del 2022.

Esa es la realidad.

Por eso, el ingreso a la OCDE se da en un momento de fuertes nubarrones para Costa Rica. Hay poco que celebrar.

Fernando Berrocal Soto (Abogado y Periodista)
Compartir

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*