EE.UU: Elecciones de 2020 tendrán la mayor participación desde 1900, predice experto

Unos 100 millones de estadounidenses votarán anticipadamente este año y decenas de millones más votarán en persona el día de las elecciones lo que supone la mayor participación desde 1900, según predice un experto en votación anticipada.

Con más de 94 millones de votos emitidos, algunos estados han sobrepasado su participación total de 2016. En muchos otros, se espera que la mayoría de los residentes voten el día de las elecciones.

En general, 160.2 millones votarán este año, estimó Michael McDonald, profesor asociado de la Universidad de Florida y director del Proyecto de Elecciones de EE. UU.. Llegó a la cifra examinando cuántos votantes aún tienen probabilidades de emitir su voto en cada estado basándose en el comportamiento electoral pasado, los datos de la votación anticipada de este año, así como las normas estatales que rigen el retraso en la llegada de una boleta por correo para ser contada.

En un comunicado del 1 de noviembre, predijo una participación del 67 por ciento de todos los votantes elegidos. Esa podría ser la mayor participación desde que el presidente republicano William McKinley derrotó al demócrata William Jennings Bryan en 1900. Casi el 74 por ciento votó ese año.

“Una fuerte señal es que la participación será más alta que en 2016, porque algunos estados ya han superado su participación de 2016 o están cerca de hacerlo”, dijo.

Texas ya ha superado su participación total de 2016 en más de un 8 por ciento, y Hawái lo ha hecho en casi un 11 por ciento. Montana está en alrededor del 99 por ciento de la participación de 2016 y Washington está en casi el 98 por ciento. Carolina del Norte, Georgia, Florida, Nuevo México y Nevada también han cruzado su marca del 90 por ciento.

Es probable que el éxito de los números de la votación anticipada sean compensados en algún grado por una menor participación el día de las elecciones. Casi dos tercios de los demócratas le dijeron a Gallup en septiembre que ya habían votado o planeaban hacerlo anticipadamente. Eso es más que el 44 por ciento que dio esa respuesta en 2016. Los demócratas tienden a estar más preocupados por la pandemia del virus PCCh y sus políticos y medios de comunicación han promovido el voto por correo como la mejor opción.

Entre los republicanos, sin embargo, la encuesta mostró la tendencia opuesta. Solo el 28 por ciento dijo que ya había votado o planeaba votar anticipadamente, por debajo del 42 por ciento en las elecciones de 2016. Los republicanos tienden a estar menos preocupados por el coronavirus y sus mensajes se alinean con la tendencia, centrándose en las preocupaciones sobre la integridad del voto por correo, lo que sugiere que los republicanos acudirán a las urnas mañana en mayor número de lo habitual.

Últimamente, el presidente Donald Trump y su campaña han instado a sus partidarios a votar temprano, pero aún en persona. Los datos dan ventaja a los republicanos en la votación anticipada en persona, lo que reducirá sus cifras el día de la elección.

Hay más de 31 millones de votos por correo que aún no han sido devueltos y se espera que estos se inclinen fuertemente hacia los demócratas. Pero más de un tercio de ellos están en California, donde se espera que los demócratas ganen de todos modos.

Arizona, donde los republicanos se han estado comiendo la ventaja de los demócratas en la votación temprana, no ha actualizado sus números desde el viernes, cuando los demócratas lideraron por unas 43,000 boletas. El número depende del registro de cada votante, en lugar de por quién votan.

En Florida, los demócratas van por delante por menos de 95,000 votos. Eso es una ventaja de solo el 1.1 por ciento, menos que el 1.5 por ciento que tenían en 2016, dijo McDonald. Los demócratas todavía tienen casi 160,000 votos por correo más pendientes que los republicanos en el estado. Pueden esperar que una parte de esos votos sean devueltos, aunque Florida no acepta votos recibidos después del día de las elecciones.

En Carolina del Norte, los republicanos están atrasados por más de 250,000 votos. Pero “Trump parece estar en mejor posición” allí que en Florida, según McDonald, “ya que se espera que el voto del día de las elecciones sea muy republicano”.

En Pensilvania, los demócratas han devuelto cerca de 1.6 millones de votos por correo, comparado con los republicanos que han devuelto alrededor de 550,000. Sus residentes, sin embargo, están acostumbrados a votar en persona y se espera que una gran parte, los republicanos en particular, sigan esa tradición. El exvicepresidente Joe Biden, el candidato demócrata, ha centrado sus últimos días de campaña en el estado, que cuenta con una importante cantidad de 20 votos electorales.

Basándose en los datos de la votación temprana y otros índices, McDonald está reclamando a Biden para Colorado, Oregón, Nevada, Maine, y, con cautela, Arizona. Iowa y Carolina del Norte apuntan a Trump, predijo. Florida estuvo demasiado cerca de ser reclamado, dijo, y Pennsylvania demasiado incierto para adivinar porque sus reglas electorales han cambiado demasiado a partir de 2016.

Un importante comodín será la división de los votantes no afiliados, que “participarán en mayor medida que en 2016”, según McDonald.

“Debo añadir que estos votantes no son los mismos que los autoidentificados independientes en las encuestas. Son personas que no tienden a votar en las primarias de los partidos. Tienden a ser más jóvenes, y más a menudo personas de color. Estos votantes infrecuentes son exactamente el tipo de personas que esperarías ver comprometidas si hay una alta participación en las elecciones. Su mayor presencia en el electorado podría contribuir significativamente al resultado de las elecciones, más allá de las simples diferencias partidarias que estoy discutiendo aquí para hacer mis pronósticos electorales”.

Compartir

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*