OTAN anuncia su retirada de Afganistán para el 1 de Mayo

El general Jens Stoltenberg, jefe de la OTAN, anunció que dicha alianza retirará sus tropas de Afganistán para el primero de mayo. Esto tras reunirse con el secretario de Estado Antony Blinken. EE.UU. anunció que sus tropas habrán salido de ese país para el 11 de septiembre.

La Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN, anunció el miércoles que retirará todas sus tropas de Afganistán, coincidiendo con el compromiso de Estados Unidos de hacer lo mismo.

El jefe de la OTAN, Jens Stoltenberg, hizo el anuncio en una conferencia de prensa el miércoles de que retirarán unos 7.000 soldados de la OTAN, después de reunirse con el secretario de Estado estadounidense Anthony Blinken y el secretario de Defensa Lloyd Austin.

“Comenzaremos la retirada de las fuerzas de apoyo de la OTAN antes del 1 de mayo”, dijo Stoltenberg el miércoles. “Planeamos completar la retirada de todas nuestras tropas en unos pocos meses.

“Fuimos a Afganistán juntos, hemos ajustado nuestra postura juntos y estamos unidos para irnos juntos “, dijo, y agregó que cualquier ataque contra la retirada de las fuerzas de la OTAN generaría una respuesta firme y contundente de la alianza.

Estados Unidos y la OTAN dijeron que la retirada de tropas no es un abandono de Afganistán.

“Traer a nuestras tropas a casa no significa terminar nuestra relación con Afganistán o nuestro apoyo al país”, dijo Blinken. “Nuestro apoyo, nuestro compromiso y nuestra determinación permanecen “.

El gobierno de Biden puso fin a meses de especulaciones sobre los planes de Estados Unidos en Afganistán al decir el martes que retiraría las tropas restantes antes del 11 de septiembre, el vigésimo aniversario de los ataques de 2001 en los que terroristas de al-Qaeda secuestraron aviones de pasajeros y los estrellarron contra el World Trade Center en Nueva York y el Pentágono en Washington, D.C.

Ese mismo día, otro vuelo nacional de pasajeros, el vuelo 93 de United Airlines, fue secuestrado por cuatro terroristas de al-Qaeda y se estrellaron en un campo en el condado de Somerset, Pensilvania.

Los ataques llevaron a Estados Unidos a derrocar a los talibanes en Afganistán en un esfuerzo que finalmente creció hasta incluir más de 130.000 soldados de 50 países de la OTAN y países aliados. Desde 2015, las fuerzas restantes, que ahora suman menos de 10.000, han recibido la tarea de entrenar y ayudar a las fuerzas de seguridad afganas.

Funcionarios estadounidenses han dicho que la decisión de abandonar Afganistán se tomaría junto con los aliados de la OTAN.

Las discusiones del miércoles se centraron en la frontera entre Rusia y Ucrania, donde Rusia ha estado acumulando sus fuerzas.

Stoltenberg calificó las acciones de Rusia de “agresivas” y dijo que debe “detener las provocaciones y reducir la escala”.

Blinken dijo durante su primer día en Bruselas el martes que Estados Unidos “respalda firmemente la soberanía y la integridad territorial de Ucrania”.

La Casa Blanca dijo que el presidente Joe Biden también “enfatizó el compromiso inquebrantable de Estados Unidos con la soberanía e integridad territorial de Ucrania”, durante una llamada telefónica el martes con el presidente ruso Vladimir Putin.

“El presidente expresó nuestras preocupaciones sobre la repentina acumulación militar rusa en la ocupada Crimea y en las fronteras de Ucrania, y pidió a Rusia que reduzca las tensiones”, dijo la Casa Blanca en un informe sobre la conversación, y agregó que Biden “propuso una reunión cumbre en un tercer país en los próximos meses para discutir la gama completa de problemas que enfrentan Estados Unidos y Rusia “.

El Kremlin supervisa el mayor movimiento de tropas, tanques y misiles rusos a lo largo de la frontera con Ucrania desde la anexión de la península de Crimea en Ucrania en 2014, según funcionarios ucranianos y estadounidenses. Rusia ha realizado al menos tres ejercicios de entrenamiento militar junto a la frontera con Ucrania desde mediados de marzo.

El ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, expresó el martes su confianza en que los países occidentales también actuarán para moderar la agresiva actitud rusa, que, según dijo, obligaría a Ucrania a pagar un precio demasiado alto si no se controla.

Está previsto que dos buques de guerra estadounidenses lleguen al Mar Negro esta semana en medio de una escalada en los combates en el este de Ucrania entre las fuerzas ucranianas y las tropas respaldadas por Rusia.

El conflicto comenzó cuando Rusia anexó Crimea de Ucrania en 2014 y desde entonces ha matado a unas 14.000 personas, según el gobierno de Ucrania.

Kuleba dijo que Ucrania “no quiere la guerra” y está “dedicada a los medios diplomáticos y políticos para resolver el conflicto”.

Pero aunque destacó el apoyo de la OTAN, Kuleba también dijo: “Si Rusia toma alguna medida imprudente o inicia una nueva espiral de violencia, será costoso en todos los sentidos”.

Compartir

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*